Filobobos\ Zona Arqueológica\ Arqueología
Domingo 21 de Diciembre de 2014


ZONA ARQUEOLOGICA DE LOS FILOBOBOS Camino de piedra y agua.

Su nombre se deriva de Filo o cantil de piedra y de un pez de rio conocido como bobo. Es una región muy fértil y desde época prehispánica ha sido un corredor natural importante como vía de comunicación entre el Altiplano Central y el Golfo de México, por donde transitaron diversos grupos étnicos, en un proceso de intercambio comercial y cultural.

La gran Plaza Totonaca, se ubica entre los municipios, en el centro del estado. Esta resguardada por acantilados, cañones y barrancas cruzada por el rió Filobobos, se sitúa en una zona sumamente lluviosa con una antigüedad que se calcula en un poco mas de 2000 años. Dentro de la zona destacan cinco sitios arqueológicos diferentes: un área urbana; el edificio de un juego de pelota o tlachtli, una plaza rectangular con edificios que remontando al pasado, esperan a pie firme para se estudiados.

Vía de acceso: para llegar a este sitio desde Xalapa, enfilamos por la carretera Xalapa Perote, desviación hacia Altotonga y continuando hasta llegar a Tlapacoyan; antes de la gasolinera, desviamos hacia Plan de Arroyo y por camino de terrecería hasta llegar a la Zona denominada El Cuajilote. Otros 5 Kms. Caminando, llegamos a Vega de la Peña.

El punto de partida más recomendable es desde Tlapacoyan, con dos opciones de visita: por el paraje de El Encanto, que implica atravesar los dos ríos en lancha, contratar los servicios de transporte de un tractor o caminar seis kms. hasta Vega de la Peña; y por Santiago , hasta una empinada y fatigante cuesta por el paraje denominado Siete Vueltas, o seguir hasta Rancho nuevo, pasando antes por el salto de Guapotes, para llegar a la zona arqueológica de El Cuajilote. Entre éstos hay una distancia aproximada de 2500 mts, que se pueden caminar entre 30 minutos a una hora, según el ritmo del paso, a partir de un sendero en la margen izquierda del río, conectado cada lugar por un puente colgante rústico, esta caminata permite apreciar la biodiversidad del área, ligado con un estimulante chapuzón en algún remanso o recodo del Río Bobos, por lo que es adecuado un vestuario de protección cómodo , sombrero, repelente de insectos e ir prevenido para chubascos y lodazales, en Verano, así como un almuerzo ligero, en caso de visitar las dos zonas el mismo día, se recomienda evitar la caza, captura temporal o colecta de cualquier especie de flora o fauna acuática, aérea o terrestre; fogatas; remoción o excavación; nadar en zonas de rápidos, a fin de reducir riesgos y accidentes, considerando que la vigilancia y custodia sólo abarca el interior de cada zona arqueológica.

En el interior de Vega de la Peña se cuenta con servicio sanitario rústico. Se recomienda conducirse por andadores, observando las recomendaciones de cédulas y del personal autorizado, a fin de evitar deterioro y alteraciones tanto al entorno como a los edificios arqueológicos.

Al contactar a un buen guía, se pueden ampliar los servicios para visitar otros atractivos como cuevas, zonas de fósiles marinos, saltos de agua y sitios poco explorados en la región.

 

Mapa El Cuajilote
Untitled Document