Untitled Document ...
Untitled Document
  Acuario de Veracruz

Untitled Document
 
 

El Acuario de Veracruz es uno de los espacios más importantes en América Latina que existen para poder apreciar la diversidad del océano y de los ecosistemas que se pueden encontrar en él. Colocándose como uno de los puntos de visita obligados para quienes visitan el Puerto de Veracruz, definitivamente ofrece una experiencia a la vez divertida y educativa, pues sus salas están diseñadas para ir en un recorrido a través del fascinante mundo marino.

 
 

 

Parte del sendero de la Selva de los Tuxtlas es la Galería de Agua Dulce, compuesta por 13 exhibiciones con casi 562,177 litros de agua, son el hogar de especies asiáticas, africanas, como las mojarras, las cuales se han integrado a la dite alimenticia del mexicano, especies sudamericanas y otras tantas nacionales, así como los manatíes y las nutrias. Algunas otras especies que se destacan son las pirañas, originarias del Amazonas, en Sudamérica, además de los peje lagartos, que despiertan el apetito de los conocedores, y los pequeños peces ciegos de San Luis Potosí, que habitan en la oscuridad total de las aguas subterráneas.

Pasando a la siguiente sala, se encontrará la Pecera Arrecifal, en donde diferentes e imponentes especies de tiburones rondan la pecera circular, la cual es la de mayor tamaño en el Acuario, así que al caminar su circunferencia, se podrá descubrir especies como el Tiburón Gata y Tiburón aleta de Cartón, entre otros.

En la Galería de Agua Salada, compuesta por 14 peceras, los tonos multicolores no dejaran de asombrar al visitante, pues alberga un arrecife típico de las aguas de Veracruz y de especies del Mar Rojo y del Océano Pacifico, se observan desde morenas hasta caballitos de mar y los peces payasos. También se encuentra una variedad de tiburones de talla pequeña que por sus dimensiones de menos de un metro de largo, son inofensivos para el hombre, tal es el caso del tiburón leopardo, el banda café y el cornudo.

El Tiburonario es en definitiva, una de las mayores atracciones, presenta alrededor de entre 20 y 25 ejemplares de tiburones de 3 especies diferentes de los temidos habitantes del mar. Se puede estar muy cerca de estos animales, ya que el estanque está construido a manera de túnel, por lo que al pasar estarán justo arriba de la cabeza del visitante, de forma que pueden ser apreciados como nunca antes.

Después de visitar la pecera de las Medusas, el Manatiario robará algunos suspiros con la tierna imagen que estos mamíferos nos dan, pues enternece a propios y extraños. Actualmente existen 9 ejemplares de diferentes edades, e incluso, el año 2004 nació la primera cría de manatí en cautiverio en nuestro país.

El acuario ofrece toda una experiencia para la familia, pues además de ser un recorrido con muchas y variadas sorpresas, aporta al visitante una mayor conciencia ambiental sobre los ecosistemas marinos en nuestro país, y claro, un lugar al cual regresar en la siguiente visita al Puerto de Veracruz.